Embarazo de alto riesgo | MásVida Reproducción

embarazo de alto riesgo

¿Sabes qué es un embarazo de alto riesgo? En MásVida Reproducción, clínica de reproducción asistida en Sevilla, compartimos información sobre el embarazo de alto riesgo y consejos para poder afrontar este tipo de embarazos sin ningún inconveniente. 

El embarazo de alto riesgo es aquel en el que, por diversos factores y motivos, hay más posibilidades de complicaciones tanto por parte de la madre como por parte del feto. Aproximadamente un 10% de los embarazos se consideran de alto riesgo. Cuando visitamos al médico después de saber que estamos embarazada nos harán las primeras pruebas, y ahí podremos descartar que nuestro embarazo sea de alto riesgo. En el caso de tener que afrontar un embarazo de alto riesgo, los controles periódicos y un seguimiento del embarazo muy exhaustivo se hacen imprescindibles.

Causas del embarazo de alto riesgo:

Antecedentes sociales: menor de 15 años o mayor de 40; poco o excesivo peso; adicciones a algún tipo de sustancia no indicada.

Antecedentes obstétricos previos desfavorables: existencia de abortos de repeteción, pérdidas fetales, malformaciones o anomalías congénitas del feto, parto prematuro y casos parecidos.

Antecedentes médicos: enfermedades crónicas, enfermedades de transmisión sexual, enfermedades endémicas, anomalías del aparato reproductor…

Patología en el embarazo actual: cualquier complicación que pueda surgir en el embarazo en curso.

Consejos y cuidados para la mujer en el embarazo de alto riesgo:

Suplementos farmacológicos: Ácido fólico, yodo y otras vitaminas que nos indicará nuestro médico (también el tiempo de la toma).

Siempre es aconsejable una revisión previa a la gestación para descartar y minimizar cualquier riesgo posible. Las revisiones periódicas y un control adecuado de la evolución del embarazo también son muy importantes.

Acudir a un centro oficial y ponernos en manos de profesionales de la materia es determinante.

Asumir una dieta equilibrada es positivo y recomendable en cualquier modalidad de embarazo, haciéndose especialmente necesario en los casos de embarazo de alto riesgo.

Cualquier mujer embarazada debe decir no a sustancias como alcohol, tabaco y sustancias análogas. En las situaciones de embarazo de alto riesgo, esta condición se hace especialmente importante.

Posponer el ejercicio físico que requiera demasiado esfuerzo e informarnos sobre las formas de combatir el estrés.

2016-11-02T15:20:27+00:00 26/01/2015|Consejos embarazo|

Deje su comentario