Tras la transferencia: VIDA NORMAL


Consuelo Carmona
Laboratorio de embriología MASVIDA Reproducción.


La transferencia embrionaria es el momento más importante y emocionante a lo largo del tratamiento de reproducción asistida y por tanto, el fin al que todos deseamos llegar.

La Transferencia Embrionaria no es un proceso doloroso y no requiere anestesia; en MASVIDA Reproducción nos esforzamos por hacerla lo más cómoda posible, por convertirla en  un proceso comparable a una revisión ginecológica habitual.  Siempre y cuando no sea una molestia, realizamos la Transferencia Embrionaria bajo control ecográfico con liquido en la vejiga, para conseguir una mejor visualización en el momento en que se incorporan los embriones.

Entre la Transferencia Embrionaria y la prueba de embarazo suelen pasar entre 12 y 15  días. Sabemos que esas dos semanas son  muy tensas. Las expectativas de quedarse embarazada son altas y la mayor preocupación para la pareja, y en particular para la mujer, es qué hacer para aumentar la probabilidad de que finalmente se consiga un embarazo. Algo que intentan todas las pacientes es no cometer errores que puedan comprometer la implantación. Algo muy extendido es que, una vez se hace la Transferencia Embrionaria, se da por hecho que tienen que hacer reposo absoluto, paralizándose así su ritmo de vida normal.Desde MASVIDA Reproducción vamos a ir desmontando esta teoría del reposo en cama después de la transferencia.

El reposo post-transferencia es recomendado desde que se comenzaron los tratamientos de reproducción asistida. Es normal y coherente, pues de esta forma se pretende evitar la eventual expulsión de los embriones depositados dentro del útero.  Pero, ¿existe evidencia científica que sustente esta práctica?

La respuesta es simple y clara: NO.

Es comprensible que uno de los principales miedos de los pacientes sea que, al ponerse de pie, o incluso ir al baño, la “fuerza de la gravedad” haga su efecto y se produzca el desalojo de los embriones de la cavidad uterina.
Sin embargo, la buena notica es que dicho miedo es infundado, ya que varios estudios han descartado esa posibilidad apoyándose en la propia anatomofisiología del útero. En ellos queda perfectamente claro como la cavidad uterina está en posición más horizontal cuando la mujer está de pie que cuando se está tumbada. Por lo tanto, el reposo en cama después de la transferencia no resulta recomendable.

En el mismo sentido y en otros estudios se demuestra que las mujeres que, tras someterse a una transferencia embrionaria, llevan a cabo una actividad física normal tienen mejores resultados en la implantación y gestación que las mujeres que optaron por mantener reposo en cama.

Por todo esto, desde MASVIDA Reproducción animamos a nuestros pacientes a que vuelvan a su rutina diaria tras la trasferencia, ya que todos estos hallazgos restan importancia al reposo y apoyan la movilización precoz de las pacientes después de la transferencia de embriones. Creo que es una gran ayuda saber que la implantación no se relaciona con lo que puedas hacer o dejar de hacer, y que una vez que los embriones han sido depositados en el útero, nuestro endometrio se encarga de lo demás. Por lo que se debe de descartar la idea, sobre todo si el ciclo no finaliza con éxito, de culpabilizarse por no haber hecho reposo y continuar con una vida normal.

Las preguntas más frecuentes que nos realizan una vez ha finalizado la transferencia son:

¿Puedo hacer algo para ayudar a la implantación del embrión?

¿Cuántos días de reposo tengo que hacer?

¿Si hago reposo absoluto en cama todos estos días, puede aumentar mi probabilidad de embarazo?

Para todas estas preguntas, el equipo de MASVIDA Reproducción siempre tiene la misma respuesta: Relájate, tranquilízate, disfruta de cada día, sal de paseo y haz tu vida normal. 

Todo esto SI puede influir de manera positiva.

No hay que olvidar que las mujeres que no tienen problemas de fertilidad y se quedan embarazadas de manera espontánea, no saben exactamente en qué momento se han quedado embarazadas, por lo que no realizan ningún tipo de reposo ni limitan sus actividades diarias. Igualmente, tras la transferencia embrionaria no es necesario limitar la actividad diaria salvo que se realice de manera constante un esfuerzo físico excesivo.

Por último pero no menos importante, es aconsejable que las pacientes lleven una vida personal y social tranquila, es decir, evitando situaciones de estrés y que causen ansiedad o nerviosismo. Somos conscientes de que los sentimientos y las emociones del momento son oscilantes e intensas, pero hay que intentar controlarlas lo mejor posible junto con familiares, pareja, amigos y sobre todo contando con un equipo multidisciplinar de profesionales del campo de la reproducción asistida.

  • Referencias:

Fertil Steril. 2013 Sep;100(3):729-35. doi: 10.1016/j.fertnstert.2013.05.011. Epub 2013 Jun 10.

Bed rest after embryo transfer negatively affects in vitro fertilization: a randomized controlled clinical trial.

2017-03-20T10:34:38+00:00 21/07/2016|Producción propia|

Deje su comentario