Infertilidad secundaria: dificultades para concebir un segundo hijo

Candela Gallardo – Directora Médico en MASVIDA Reproducción 


Existe la idea extendida de que si ya habéis conseguido ser padres podéis volver a conseguirlo sin problema. Sin embargo, como sabéis, el tiempo lo va cambiando todo y nuestra fertilidad también puede verse afectada con el paso del tiempo.

De hecho, muchas de nuestras pacientes acuden a consulta cuando, después de haber tenido un primer hijo sin dificultades, se plantean volver a  ser madres, pero el embarazo no llega.  En términos clínicos, a esto se le llama infertilidad secundaria y es de lo que os vamos a hablar hoy. Para ello vamos a diferenciarla de la infertilidad primaria:

Infertilidad Primaria: la infertilidad primaria se da cuando la mujer no ha conseguido embarazo después de al menos un año de relaciones sexuales sin usar métodos anticonceptivos.

Infertilidad Secundaria: se produce cuando ya se ha tenido un hijo anteriormente pero aparecen problemas para concebir un segundo hijo.

En consulta, respecto a la infertilidad secundaria, se evalúan las mismas causas que para cualquier caso de infertilidad, que van desde los niveles hormonales hasta las lesiones en el útero, factores relacionados con el esperma en el hombre o una posible enfermedad. Sin embargo, el principal factor en la infertilidad secundaria es la edad de la mujer, ya que los óvulos, a diferencia de otras células, no se regeneran, sino que se van perdiendo o dañando con el paso de los años.

Nacemos con un número determinado de ovocitos que van reduciéndose a medida que pasa el tiempo. Es importante, por tanto, conocer el estado de la reserva ovárica ya que las posibilidades de concebir naturalmente disminuyen drásticamente después de los 35 años. No es lo mismo buscar un segundo hijo con 31 años que cerca de los 40 años. Es muy importante que las mujeres revisemos nuestra reserva ovárica a partir de los 30 años ya que cada vez postergamos más la maternidad y los problemas para concebir van aumentando. En MASVIDA Reproducción consideramos que conocer el estado de la reserva ovárica de una mujer es de suma importancia, por lo que en nuestro centro de medicina reproductiva ofrecemos la posibilidad de conocer tu reserva ovárica de forma gratuita a través del plan FERTIES (www.ferties.com). Es tan sencillo como solicitar una consulta con una de nuestras ginecólogas, quienes realizarán una ecografía vaginal y opcionalmente una analítica de sangre para medir la hormona Antimülleriana, con el resultado de ambas pruebas obtendremos el valor de tu reserva ovárica y podremos estimar su duración.

Sin embargo, existen otros problemas que también pueden afectar a la infertilidad como el aumento de peso tras el nacimiento de un primer hijo, el desequilibrio en las hormonas tiroideas, el aumento en los niveles de Hormona Folículo estimulante (FSH) así como alteraciones en la genética de los propios óvulos. Estas causas suelen ser detectadas en los análisis y pueden ser tratados. También pueden aparecer alteraciones del primer embarazo o  problemas de salud que no conocíamos hasta la primera concepción.

En el caso del hombre, la razón principal de infertilidad suele estar relacionada con baja calidad seminal, problemas hormonales, alteración de la producción espermática, obstrucción de los canales testiculares… La edad avanzada no afectaría como en el caso de la mujer, ya que la vida reproductiva del hombre no tiene un fin tan marcado como es la menopausia en las mujeres.

Como veis no se puede decir que seamos fértiles o infértiles por el simple hecho de haber tenido un hijo. Como siempre nuestra recomendación es que, en todo caso, cuando buscamos embarazo y tras un tiempo prudencial (máximo un año), no lo consigamos de manera natural, nos pongamos en manos de profesionales de la reproducción asistida.

2018-05-17T14:05:36+00:00 17/05/2018|Producción propia|

Deje su comentario