La pelota de pilates en el embarazo | MásVida Reproducción

La pelota de pilates en el embarazo

Estás embarazada y quieres saber qué recomiendan la mayoría de las madres para aliviar los dolores de pelvis, espalda y otras molestias relacionadas durante el embarazo. ¿Has oído hablar de la pelota de pilates en el embarazo? En MásVida Reproducción, clínica de reproducción asistida en Sevilla, compartimos consejos para el embarazo y hoy te hablamos de los beneficios que aporta realizar ejercicios con la pelota de pilates en el embarazo. ¡No te pierdas todo lo bueno que puede darte este relajante ejercicio físico!

Hay muchos de tipos de ejercicios y posiciones que practicar con la pelota de pilates en el embarazo para combatir las molestias en zonas como pelvis y espalda. Una de las posturas más comunes es sentada sobre la pelota realizas movimientos suaves hacia delante y hacia atrás, restando mucha presión sobre la pelvis y la espalda baja.

En definitiva, gracias a la forma y a la consistencia de la pelota, permite que el cuerpo de la embarazada adopte una posición más relajada. Como ya hemos dicho anteriormente, una de las partes del cuerpo que más se ejercitan con la pelota de pilates en el embarazo es la pelvis, como también ocurre al practicar yoga durante el embarazo, preparando a la embarazada de cara al trabajo del parto.

Asimismo, la pelota de pilates en el embarazo se convierte en la compañera ideal para que tu pareja te ayude a atenuar las molestias musculares y tensionales que aparecen durante el embarazo con algunos masajes en los que tú estarás apoyada sobre la pelota.

Algunos de los beneficios que ofrecen los ejercicios con la pelota de pilates en el embarazo:

Entre los beneficios que genera la práctica con la pelota de pilates en el embarazo está una mejora de la circulación sanguínea en general, mayor elasticidad y tono muscular (especialmente importante en la zona de la pelvis), mejora de la capacidad respiratoria y pulmonar, clave también pensando en el trabajo que la mujer tiene que realizar durante el parto.

Entre las precauciones apenas hay que destacar alguna: sobre todo tener cuidado al hacer ejercicios con la pelota para no perder el equilibrio y caer pudiéndonos lastimar; asimismo, si notas contracciones (es lógico por aumento del ritmo cardiaco en tu bebé) o cualquier sensación de malestar, reduce la intensidad y el ritmo y consulta siempre con el médico que está haciendo un seguimiento de tu embarazo.

2016-11-02T15:19:16+00:00 20/05/2015|Sin categoría|

Deje su comentario