¿Existen alimentos que potencian la fertilidad?

Javier Suárez – Director de MASVIDA Reproducción


Para estar bien debemos alimentarnos bien y esto se consigue con equilibrio. El equilibrio dista de pasar hambre y pasa por adoptar posturas inteligentes de manera que nos preocupemos por el tipo y la cantidad de alimentos que tomamos.

No preocuparnos por lo que comemos es no preocuparnos por algo que, cuando falta o no están bien, se convierten en nuestro mayor problema en la vida:

  • La salud.
  • El bienestar.

¿Cómo podemos gestionar bien nuestra alimentación?

No hay dietas prediseñadas. La dieta se debe adecuar a lo que somos. Cada persona tiene un cuerpo, una actividad y un biorritmo diferente. Así pues debemos adaptar nuestra alimentación a nuestra realidad, por ejemplo procurando ingerir alimentos más energéticos durante el día (hidratos de carbono) y más estructurales al final del día (proteínas y grasas saludables). Aunque cada uno debe establecer sus propias pautas, vamos a enumerar algunas reglas generales aconsejables que nos permitirán mejorar nuestra salud a través de la nutrición:

1.- Planificar las comidas semanalmente. Se sabe que algo es importante para alguien midiendo cuánto invierte en ello, sobre todo su tiempo. Si no te preocupas por planificar tu alimentación es que tu alimentación no es importante para ti. Irás a trancas y barrancas, matando el hambre y generando un desequilibrio alimenticio que, sin lugar a dudas….te pasará factura.

2.- Tomar entre 0,9 grs (personas sedentarias) y 1,5 grs (personas activas) de proteínas magras por kilogramo de peso al día.

3.- Evitar comer con hambre excesiva. Para ello realizar 3 comidas al día y dos tentempiés. Tratar de hacer un desayuno contundente (tras toda la noche durmiendo sin alimentarnos) un almuerzo adecuado y una cena liviana.

4.- Todos los días tratad de tomar fruta, verduras, hortalizas, cereales, productos lácteos, pan y aceite de oliva.

5.- En todas las comidas intentad combinar proteínas (carnes, pescados, huevos..), hidratos de carbono (pan integral, pasta, arroz, fruta, verduras) y grasas saludables (aceite de oliva, pescados como el salmón, frutos secos, lácteos).

6.- Evitar los refrescos con azúcar, el azúcar y los edulcorantes. Viva el agua!!!.

7.- No abusar de las bebidas alcohólicas.

8.- Elegir alimentos integrales.

9.- Evitar los alimentos precocinados,  excesivamente procesados

10.- Evitar los alimentos fritos y empanados.

¿Existen alimentos que potencian la fertilidad?

Estar en forma, tener el adecuado índice de masa corporal y sentirnos bien física y psíquicamente  es muy importante y afecta a todos los procesos fisiológicos del organismo, entre ellos, la reproducción. Pero sí, existen alimentos que por sus componentes, contribuyen de manera especial a mejorar el proceso reproductivo. Veamos de qué alimentos se trata y qué componentes nos ayudan en este sentido:

  • Carne magra, pollo, marisco, huevos, cereales y jengibre contienen ZINC. El zinc contribuye a la adecuada división celular.
  • Germen de trigo, salvado, cebada, centeno, avena, alcachofa, espinaca, acelga, higo, ciruela, dátil, alubia, almendra y aguacate contienen FIBRA. La fibra reduce el riesgo de padecer ovario poliquístico.
  • Carne magra, pescado, pollo, huevos, algas, brócoli, espinacas y perejil contienen HIERRO. El hierro es necesario al comienzo del embarazo para evitar anemia y dotar a la futura madre de la necesaria energía para acometer la gestación y el parto.
  • Productos lácteos, espinacas, brócoli, berros, col, naranja, lechuga, higo, sardinas y atún contienen CALCIO. El calcio es un mineral que no sólo beneficia la fortaleza de dientes y huesos sino que ayuda a mantener el adecuado equilibrio en el sistema circulatorio, nervioso y fortalece los músculos.
  • Cereales, legumbres, plátano, aguacate, levadura, sardinas, huevo y trucha contienen ÁCIDO FÓLICO. Se trata de una vitamina B que previene defectos en la médula espinal y el cerebro. Otros alimentos con vitamina B son las carnes rojas y blancas, el pescado y los mariscos. La VITAMINA B es importante para el control hormonal y el desarrollo fetal.
  • Naranjas, limón, kiwi, melón, arándanos, fresas, ciruela, frutos secos, ajo, brócoli, coliflor, pimiento rojo y verde, tomates y espinacas contienen ANTIOXIDANTES. Los antioxidantes protegen las células del ataque de los radicales libres.  Estos perjudican el ADN y las mitocondrias.
  • Mariscos, salmón, sardinas, atún, algas, nueces, aguacate y verduras de hoja verde contienen DHA. Un ácido esencial (omega-3) fundamental para el equilibrio hormonal, el sistema autoinmune y la salud de los ovarios.

Como veis, lo que comemos nos afecta y si queremos estar bien debemos COMER BIEN.

2017-01-10T15:32:30+00:00 10/01/2017|Producción propia|

Deje su comentario