¿Qué es el método ROPA?

Candela Gallardo – Directora Médico en MASVIDA Reproducción 


“ROPA” es la abreviación de “Recepción de ovocitos de la pareja”. Es una opción de tratamiento de reproducción disponible para una pareja homosexual femenina.

Consiste en la realización de una FIV “compartida”: Una de ellas será la madre genética y otra la madre gestante. Para esto, una se somete a la estimulación ovárica y punción folicular para recuperar los óvulos y la otra recibirá en el útero los embriones resultantes, que se han sido fecundados con semen de donante anónimo.

Esta posibilidad se trata de una excepción legal. En España la donación de óvulos es siempre anónima (se busca que la maternidad quede ligada exclusivamente a la mujer gestante, aunque esta haya tenido que recurrir a la donación de óvulos). Sin embargo, la ley de Reproducción Asistida 14/2006 fue modificada para permitir que, en el caso de un matrimonio de mujeres, donde ambas van a ser las progenitoras del niño nacido, se permitiera la donación de los óvulos de una a otra. Se asemeja así, en cierto modo, a cuando la mujer heterosexual recibe el gameto masculino de su pareja.

¿QUÉ DIFERENCIAS PRESENTA CON LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL, OTRA OPCIÓN REPRODUCTIVA PARA PAREJAS LESBIANAS? ¿POR QUÉ SE RECURRE AL MÉTODO ROPA?

La inseminación artificial es una técnica más sencilla y más cercana a la fecundación natural. Para realizarla se sincroniza la ovulación de la mujer con la introducción en el útero de una muestra de semen de donante, previamente tratada en nuestro laboratorio. La medicación que se utiliza para estimular el ovario es a dosis muy bajitas, incluso en ocasiones puede sincronizarse la inseminación con un ciclo natural de la mujer.

Se indica en pacientes jóvenes y con buen pronóstico, y las tasas de éxito por intento son menores, puesto que son más parecidas a las posibilidades de quedar embarazada  con relaciones sexuales dirigidas.

El método ROPA puede ser una elección, por la posibilidad de compartir la maternidad, pero también puede ser una indicación médica, si la mujer que quiere quedar gestante tiene bajo pronóstico con sus óvulos y sus posibilidades van a mejorar usando los óvulos de su compañera.

¿QUÉ REQUISITOS SON NECESARIOS PARA EL MÉTODO ROPA?

Desde el punto de vista legal es necesario estar casadas. Y luego desde el punto de vista médico valoramos el pronóstico en función de la edad y la reserva ovárica de la mujer
que va a donar los óvulos. También que la receptora tiene un buen estado de salud y no tiene contraindicaciones para el embarazo.

¿CÓMO ES EL PROCESO DE LA PAREJA?

La mujer que va a donar los óvulos debe someterse a una estimulación ovárica controlada, en la que usará medicación inyectable durante unos 10 días, se vigilará la respuesta al tratamiento con controles ecográficos y, finalmente, se recuperarán los óvulos mediante una punción ovárica vía vaginal. Esta intervención se realiza en quirófano, bajo sedación anestésica, dura unos 15 minutos y no requiere ingreso.

Una vez recuperados los óvulos estos pasan al laboratorio de embriología. Allí se fecundan in vitro con semen de donante y permanecen en cultivo de 3 a 5 días para valorar su evolución. Los embriones resultantes se clasificarán según sus posibilidades de dar embarazo.

La mujer receptora, usará medicación oral o transdérmica durante el mismo periodo de tiempo (unas dos semanas) para preparar la cavidad uterina. Tras el cultivo embrionario se transferirá uno o dos embriones mediante un procedimiento indoloro que no requiere anestesia. Se asemeja a una exploración ginecológica vaginal. Dos semanas después se realiza el test de embarazo.

En el caso de quedar embriones viables restantes estos se criopreservarán y pertenecen a ambas.

¿EXISTE GRAN DEMANDA DE ESTA TÉCNICA O ES TODAVÍA DESCONOCIDO?

Sí existe demanda. Prácticamente todas las parejas homosexuales que consultan conocen la existencia de esta técnica. En consulta hablamos principalmente de las dudas, las indicaciones, el pronóstico y los aspectos legales.

 

2017-02-23T13:40:28+00:00 18/01/2017|Producción propia|

Deje su comentario