Cáncer de mama y maternidad, ¿por qué no?

Silvia Macías

Silvia Macías – Ginecóloga MASVIDA Reproducción


Clásicamente, el cáncer de mama se relacionaba con mujeres postmenopáusicas, normalmente a partir de los 50 años. Pero por motivos que aún no se han podido investigar en su totalidad, se ha observado un aumento de su incidencia en mujeres por debajo de los 35 años. Pero en el otro lado de la balanza y gracias a los avances en el diagnóstico y tratamiento, tenemos la buena noticia, lo que nos hace mirar al cáncer de mama con esperanza y optimismo, pues en estadios precoces -etapa en la que se diagnostican muchos de estos casos-  la curación alcanza cotas del 80-95% de las afectadas.

A estas estadísticas tenemos que añadir que, debido a la juventud de las pacientes y al retraso global de la maternidad en la sociedad, muchas de las mujeres que han superado la enfermedad no han podido tener hijos antes de ese diagnóstico.

En esos momentos todos estamos concentrados en la lucha contra la enfermedad, sin apenas pensar en qué pasará mañana, cuando seamos una de las muchísimas mujeres jóvenes que conseguimos curarnos. Y es normal, pues la quimioterapia usada frecuentemente en mujeres jóvenes es un tratamiento que ayuda a la eliminación del tumor. Por desgracia, resulta muy perjudicial para los ovarios, órganos implicados en el eje hormonal femenino y los productores de óvulos. Incluso aunque la mujer recobre sus ciclos menstruales normales una vez haya finalizado el tratamiento, sus posibilidades de quedar embarazada disminuyen drásticamente. Por eso, oncólogos, ginecólogos, psicólogos, asociaciones de pacientes, familiares o cualquier persona que pueda dar una buena recomendación a estas mujeres, deben ayudarlas a pensar que el mañana existe y que, en ese mañana, podrán ser madres si antes del tratamiento se someten a técnicas conocidas como “preservación de la fertilidad”.

La que solemos realizar en el centro MASVIDA de medicina reproductiva es la obtención de los óvulos de la mujer -normalmente entre la cirugía y el tratamiento con quimioterapia- estimulando los ovarios y extrayendo en quirófano los ovocitos (esta parte del proceso es prácticamente igual que la fecundación in vitro). Luego se “congelan” para su conservación, hasta que la mujer desee quedarse embarazada y cuente con el visto bueno médico. Si es así, se realizaría una fecundación in vitro con el semen de la pareja o de donante (si carece de ella), y se transferiría el embrión al útero.

Se ha cuestionado la seguridad de esta técnica, si perjudica el desarrollo de la enfermedad, o si la gestación conllevaría consecuencias negativas. Dado que se usan protocolos específicos y suaves que no elevan los niveles hormonales más de lo conveniente y que el tratamiento suele durar entre 12 y 19 días, la estimulación del ovario no parece ser un factor de riesgo para la enfermedad, ni retrasa el inicio del tratamiento con quimioterapia. Respecto al embarazo posterior, no se ha descrito que puedan ejercer efectos perjudiciales sino más bien lo contrario, planificándolo siempre con la aprobación del equipo médico.

Por ello, la preservación de la fertilidad en una mujer joven con cáncer de mama que desee ser madre el día de mañana, debe ser un derecho que cada persona pueda ejercer cuando lo crea conveniente. Desde MASVIDA Reproducción pedimos la máxima difusión para esta realidad. Debemos dar a conocer esta realidad, dejar claro la existencia de esta técnica sencilla y segura que permite a las personas que han sufrido cáncer de mama contar con una oportunidad para ser madres.

Pero ¿y si es demasiado tarde? ¿y si ya hemos pasado por el tratamiento con el resultado de no poder tener hijos? Afortunadamente, la medicina reproductiva tiene una respuesta para esto: ovodonación. Para aquellas personas que no pueden generar sus propios óvulos, a través de un tratamiento de Fecundación InVitro con óvulos de donante podrá gestar un hijo si su responsable clínico considera que no origina riesgos para su salud.

Os recomendamos consultar el programa ONCOVIDA en MASVIDA Reproducción, pues desde el día 19 de Octubre de 2016 (día Internacional del Cáncer de Mama) en MASVIDA Reproducción estos tratamientos están bonificados para las personas que sufren o han sufrido la enfermedad. Es nuestra forma de poner nuestros medios y conocimientos al servicio de la lucha contra el cáncer.

 

2016-11-02T15:17:42+00:00 18/10/2016|Producción propia|

Deje su comentario