¿Quieres ser madre pero aún no es el momento?

rociopena

Rocío Peña – Embrióloga MASVIDA Reproducción.


Fertilidad y Edad

La fertilidad cambia con la edad. Los hombres y las mujeres inician con la adolescencia su periodo fértil tras la pubertad. Para las niñas, el inicio de su vida reproductiva está marcado por el inicio de la ovulación y la menstruación. Y como todos sabemos, tras la menopausia, las mujeres ya no tienen la posibilidad quedar embarazadas. En líneas generales, la capacidad reproductiva disminuye a medida que la mujer se va haciendo mayor, finalizando normalmente entre diez y cinco años antes de tener la menopausia. 

La fertilidad se reduce con la edad de las mujeres por la disminución en la cantidad de óvulos que quedan en los ovarios. Esta disminución puede ocurrir mucho antes de lo que la mayoría de las mujeres esperan. La mejor edad reproductiva de una mujer es alrededor de los 20 años, empezando a descender a partir de los 30 años y sobre todo después de los 35 años (1).

En la sociedad actual, la infertilidad relacionada con la edad es cada vez más común ya que, por diversas razones, muchas mujeres esperan hasta cumplidos los 30 años para formar sus familias. Los motivos son variados, pueden ser laborales, familiares, o de pareja. La mayor parte de las mujeres que congelan sus óvulos por motivos sociales suelen dar prioridad a la maternidad en pareja, por la dificultad que supone el ser madre soltera (2). A pesar de que las mujeres de hoy en día se cuidan mucho más y son más saludables, una mejor salud en la edad adulta no llega a contrarrestar la declinación natural de la fertilidad vinculada a la edad.

Tabla 1. Motivos por los cuales las mujeres deciden retrasar su maternidad. Adaptado de Brooke Hodes-Wertz, et al. Fertil Steril (2).

La congelación de óvulos es un método eficaz para conservar nuestros gametos, a una edad en la cual sería más adecuado biológicamente tener descendencia, pero que por circunstancias sociales no podemos hacerlo. Los óvulos se congelan mediante un procedimiento llamado vitrificación, una técnica introducida en la reproducción humana asistida a finales de los años 90 y que ofrece unas tasas de supervivencia muy elevadas. La vitrificación ovocitaria es una técnica segura, y no considerada experimental por las sociedades de embriología americana o europea (ASRM y la ESHRE) desde el año 2012 (3).

Pero ¿En qué consiste el tratamiento para obtener óvulos para congelarlos?

Primero es necesario un tratamiento de estimulación ovárica, para obtener más de un ovulo por ciclo menstrual. Este tratamiento suele tener una duración aproximada de 15 días, dependiendo de la respuesta de cada persona a la medicación, y cuando el ginecólogo lo estime adecuado se hará la llamada punción folicular eco guiada, que se realiza con sedación profunda. Tras la recuperación de los óvulos, y tras la valoración por el personal de laboratorio  de la madurez de los mismos (estadio de metafase II, adecuado para que se pueda producir la fecundación), se procederá a su congelación, mediante la técnica de vitrificación, y quedarán almacenados en nitrógeno líquido hasta que se decida proceder a su uso. 

¿Cuándo deberíamos congelar nuestros óvulos?

Esta no es una pregunta fácil de responder. Y para intentar contestarla nos remitiremos a algunos estudios que nos indican el “rendimiento” de nuestros óvulos según la edad de congelación.

Calidad de los óvulos

Con la edad, desciende la probabilidad de embarazo y aumenta la de sufrir abortos espontáneos debido a que la calidad de los óvulos disminuye. Estos cambios son más notables cuando la mujer alcanza la edad de 35 a 39 años. Por lo tanto, la edad de la mujer es la prueba más precisa de la calidad del óvulo. Un cambio importante en la calidad del óvulo es la frecuencia con la que se producen las anomalías genéticas denominadas aneuploidías (cromosomas de más o de menos en el óvulo), tales como el Síndrome de Down (1). 

Pero además, la edad va en nuestra contra también a la hora de preservar nuestra fertilidad. Estudios recientes nos muestran que la cantidad de óvulos que obtenemos tras el tratamiento de estimulación ovárica, y la el porcentaje de óvulos maduros (metafase II, aptos para la fecundación), desciende significativamente con la edad.

Gráfico 1. Media de ovocitos recuperados en mujeres distribuidas en grupos de edad. La cantidad de ovocitos recuperados y vitrificados es significativamente menor a partir de los 36 años. Adaptado de Cobo et al, Fertil and Steril 2016 (4).

 

Aunque es una buena opción congelar tus óvulos en cualquier momento si decides retrasar tu maternidad, es necesario advertir que conviene hacerlo cuanto antes para mejorar el rendimiento de esta técnica en el futuro.

Preservación de la fertilidad y cáncer

Además de por elección, existe la preservación de la fertilidad en pacientes que pueden ver amenazada su fertilidad debido a los tratamientos contra el cáncer. Afortunadamente hoy en día existen tratamientos muy avanzados, que permiten a los pacientes oncológicos tener una larga esperanza de vida y una buena calidad tras el tratamiento y superación de la enfermedad.

Sin embargo, este tipo de tratamientos, son tóxicos para las gónadas (ovarios y testículos), y en muchos casos, tras el tratamiento contra el cáncer se pierde la capacidad reproductora. En estos casos, y siempre que el tratamiento oncológico lo permita, es conveniente que el paciente se informe de la posibilidad de congelar muestra de semen u ovocitos, para prevenir una posible pérdida de la fertilidad.

 

Bibliografía:

1. ASRM. Edad y fertilidad. https://www.asrm.org

2. Brooke Hodes-Wertz, M.D., M.P.H et. Al. Fertility and Sterility 2013 100, 1343-1349.e2DOI: (10.1016/j.fertnstert.2013.07.201)

3. The Alpha consensus meeting on cryopreservation key performance indicators and benchmarks: proceedings of an expert meeting. REprod Biomed Online. DOI: (http://dx.doi.org/10.1016/j.rbmo.2012.05.006)

4. Cobo et al. Fertil Steril. 2016 Mar;105(3):755-764.e8. doi: 10.1016/j.fertnstert.2015.11.027. Epub 2015 Dec 10

2016-11-02T15:17:43+00:00 07/10/2016|Producción propia|

Deje su comentario